Jessica Trosman, una heroína de Villa Crespo

View Gallery
5 Photos
Jessica Trosman, una heroína de Villa Crespo
IMG_3030

Jessica Trosman, una heroína de Villa Crespo
IMG_3068

Jessica Trosman, una heroína de Villa Crespo
IMG_3082

Jessica Trosman, una heroína de Villa Crespo
IMG_3086

Jessica Trosman, una heroína de Villa Crespo
IMG_3113

Por Laura Michelin Salomon Geymonat / Colaboración: Eleonor Noris.

JT es la marca de Jessica Trosman, diseñadora de indumentaria con una trayectoria inigualable en nuestro país. Amante de los volúmenes y las texturas, Jessica imprime en sus creaciones aquello que la inspira: un lugar, un objeto, una obra de arte, un sentimiento. “Not to be understood” es el slogan que desarrolla y comunica año a año en sus colecciones.

Reconocida por su rupturismo y revolución en la moda que comenzó principalmente con la marca Trosman Churba, continuó con Trosman y hoy JT es su presente. Piensa en una mujer sin edad, que le gusta el diseño, que se siente a gusto con su propuesta de diseño.

Su taller y tienda principal se encuentra ubicada en el corazón del barrio porteño de Villa Crespo, enfrente de la cancha de fútbol del Club Atlanta, a unas cuadras de la Av. Warnes, conocida por ser la avenida de los respuestos, y con talleres mecánicos por doquier.

Mientras realizamos las fotos para ilustrar esta nota, las clientas se miran en los espejos que forman parte del diseño del lugar, se prueban las prendas, y Jessica no puede con su genio, ofrece su opinión, las aconseja: vemos mujeres entre 25 y 70 años probándose prendas de JT.

Unido al taller/tienda JT se encuentra Jeite café, en donde nos sentamos junto con Jessica y la entrevisamos en exclusiva para Revista FH.

 

¿Qué significa estar en Villa Crespo, que este sea tu lugar creativo, que puedas hacer pie acá y mostrarte en el barrio?

Este barrio es casi donde yo nací. Este depósito es de mi familia, acá es donde transcurrió casi toda mi carrera de la moda. Estoy en este lugar desde el año 97 cuando hicimos Trosman Churba. Después Trosman fue acá también y JT, obviamente.

La diferencia con todas las demás marcas, es que el proyecto es mucho más maduro, y más maduro a nivel de seguridad, de cómo hacer una marca, y cuando nos conocimos con mis socios nos preguntamos: “¿dónde lo hacemos?” Nos miramos y todos dijimos: “obviamente, en Villa Crespo”. Donde la gente puede venir, verme a mi trabajar. Hicimos este bar acá al lado (Jeite café), como parar terminar de redondear la propuesta, y tenemos el laboratorio textil al fondo. Es interesante porque la gente se traslada especialmente para acá; es un paseo. Nunca tuvimos miedo del lugar, porque obviamente que nos rodeé la cancha, que esté lleno de talleres mecánicos, es parte de lo que soy yo, y es parte de lo que yo creo, parte de lo que considero que está bueno en la vida, y me muevo acá desde muy chica. Es muy genuino el proyecto.

Es tu hábitat, ¿no?

Sí, claro.

¿Qué significa para vos el slogan “no ser comprendida”? ¿qué queres comunicar?

Y básicamente nos interesa que los que nos entienden nos entiendan, punto. ¿Es para pocos? Y la verdad es que cada vez es para más, porque la gente está más abierta, investiga más, están más seguro que lo que garpa en la vida es tener personalidad, tener contenido. Creo que es una marca con mucho contenido, con mucha firmeza, con ideales, que no son los ideales de todas las marcas. Nos gusta tener nuestra propia tribu.

Desde el inicio teníamos como unas pautas: no estar en shoppings, siempre exportar desde un primer momento, tener una grilla que no solamente haga feliz al público sino a nosotros mismos, y de algún modo eso funciona. Son algunas pautas que nosotros siempre tratamos de conservar con mis socios, y creo que eso es lo más importante de esta empresa. Hacernos a nosotros feliz, sin importarnos tanto. Viste que uno en el camino de armar una marca se puede llegar a desbarrancar e irse para otros lados, y no darse cuenta –en la vorágine- de crecer y todo eso; para nosotros es muy importante no desviarnos. No desviarnos y tener una esencia. Es la que pautamos desde un primer momento.

¿En qué mujer pensas al momento de crear?

La gente que gusta de mi ropa es muy variada en edad y muy joven. Pero yo cuando pienso en un diseño no pienso en gente joven, pienso en lo que me gusta a mí, y lo puedo conversar con mi socia que tenemos como parametros de gustos muy parecidos, y le podemos agregar una línea, o una manga. Pero básicamente es lo que nos deja feliz a nosotros, y no sé porqué pero funciona. Es así. Funciona para la gente grande, para la gente joven.

Lo que veíamos en tu nueva colección con modelos mujeres más grandes a lo que estamos acostumbrados.

La realidad es que siempre hicimos hincapié en las JT teens que para nosotros es sumamente importante, y queríamos mostrar no tanto teens para que entiendan que no es sólo una marca de gente joven. Lo interesante es que vienen las chicas con las madres, no traen las madres a las hijas. Esto está buenísimo, super fresco.

Hablabas de que es un proyecto más maduro, ¿qué diferencia notás con tus anteriores trabajos?

A  mi me agarra más grande, en un  momento con más seguridad. En donde decidimos poner este local en un lugar que es cero comercial, pero que no hubo dudas. Basicamente eso, en ese aspecto a mi me agarra más madura, más segura, más eficiente. Si bien siempre hay que hacerle brandy a la marca, sabiendo muy claro cuál es el dieño que me distingue. No tratando de hacer esto que es muy representativo de JT y lo quiero seguir, y no me peleo a mi misma; más madura. Aceptándome como soy y bueno, una vez que uno se acepta como es, es más fácil que los demás te acepten.

¿Cómo ves en la actualidad el diseño argentino?

Creo que está bueno, hay propuestas jóvenes, hay gente que recién empieza, que hay que apoyarlos. A mi siempre me parece correcto que haya gente joven, que sea arriesgada, que en momentos de crisis o no, salga con sus propios proyectos… es un país bastante difícil para empezar algo. Cualquier persona que empiece algo, lo felicito. Es como entrar en un lindo desafío… cualquier desafio, en este momento, es aplaudible.

Pareciera que los desafíos son un gran pilar en tu carrera, siempre estás en la búsqueda de algo nuevo…

Por sobre todas las cosas me gusta mucho lo que hago. Si bien no es un hobby, tiene algo al mismo tiempo. A mi no me pesa venir a trabajar, al contrario, me divierte y no sé hacer otra cosa. Y creo que cuando uno lo disfruta de esa manera, no es un plomo, te salen mejor las cosas. Tengo la dicha, porque no a todo el mundo le pasa. Yo disfruto  mucho lo que hago, me divierto y si tengo que quedarme más horas, lo hago sin que me parezca una pesadilla. Para mi tiene que quedar lindo, cuando algo queda lindo, es lo que más me interesa. Un poco lo que decía Steve Jobs, como lo importante es cómo se ve. No es solamente hacer plata, sino hacer cosas lindas en la vida.

¿En qué te inspiras al momento de crear?

Me inspiro en muchísimas cosas. Me puedo inspirar en una puerta, en un jugador de fútbol, en un auto, en texturas de las calles rotas, en arquitectura, en el arte. Depende, hay un poco de todo. También me puedo inspirar en telas que me vienen a mostrar y me gusta, entonces las hago como tema de la colección, porque me inspira un cuadro, un rombo me inspira un tipo de estética.

¿Con qué expresiones del arte te sentís más cómoda?

La escultura, me gusta mucho. Obvio la pintura también. También me puedo inspirar en una serie que estoy mirando.

¿Por qué elegís quedarte y crear en nuestro país?

Nada más lindo que criar a tus hijos en tu país, donde uno nace, es imposible de cambiar. Mi familia vive toda en Estados Unidos, yo nunca más volví a vivir. Vuelvo a visitarlos, elijo vivir acá y criar a mis hijos acá, tener mi empresa acá, por más que sea re difícil. A pesar de las muchas cosas que puede tener en contra, tiene muchas a favor.

¿Cómo es tu contacto con el mundo y el comercio exterior?

Nosotros vamos dos veces al año a Paris, donde tenemos nuestro showroom y recibimos a nuestros clientes internacionales, nos quedamos 10 días, vendemos la colección y nos volvemos con todo el muestrario, a producir todo lo que se vendió. Es interesante porque uno aprende un montón, en un showroom donde están muy buenos diseñadores de otros países, aprendes de ellos, ellos aprenden de vos; te posiciona en otro lugar, estás en primer mundo. Jugas otra liga. La venta es desde ahí al mundo. Lo producimos desde acá y lo despachamos hacia el mundo.

Desde ahí ¿a qué plazas?

Japón, China, Egipto, Francia, Estados Unidos, Inglaterra. Vendemeos en treinta locales, más o menos, en el mundo.

¿Cómo es eso de tu gran aceptación en Japón?

Creo que Japón tiene mucho que ver cómo yo diseño. Tienen un 3D que lo entienden ellos, yo lo puedo entender perfectamente. Tienen una estructura, cómo levantas una pieza; mi pieza tiene mucho que ver con todo lo que es la moldería japonesa. Yo siento que la verdad es un honor para mi sentir, de algún modo, que los japoneses valoran mi ropa, porque creo que son los mejores diseñadores. Conciben el cuerpo de otra manera, no tienen prejucio cuando diseñan. Y tienen una cosa de producción que es sumamente impecable, al mismo tiempo. La obsesividad que tienen por las telas y por la mano de obra, a mi me encanta y también por la moldería. Yo aprendí mucho porque tenía una empresa que me representaba que producia mi ropa en Japón, entonces yo tenía que ir dos veces al año a auditar los talleres, y ver cómo lo estaban haciendo, y era un enorme placer ver el nivel de obsesividad con las máquinas de coser, cómo cambian una pieza y se genera una nueva máquina, un nuevo sistema de confección: son especialistas.

A ellos les gusta mi diseño, y al fabricarlo ahí lo naturalizo más todavía en ese momento. Es para entendidos,es para poca gente. Los japoneses son los número uno del diseño de ropa.

¿Qué diseñadores internacionales te inspiran en la moda?

Thom Browne, un americano que es bueno. Obviamente Rick Owens. Pero Thom Browne me parece un buen ejemplo de un diseñador americano con cabeza, con mucha cabeza.

Con respecto a tu última colección, ¿cuál crees que es el fuerte?

Y creo que los estampados, las corrosiones sobre los cuadrillé, son importantes. Los estampados de degradé, los nudos con las tiras. Hay muchos… el tema de los jeans que ya es una marca registrada en nosotros, o el jean con el cuadrillé.

About

FH es una revista de distribución gratuita orientada a hombres y mujeres interesados en arte, cultura, moda, diseño, fotografía & tendencias.

 

Contacto

hola@revistafh.com.ar

publicidad@revistafh.com.ar

Tel. (221) 4235391
La Plata, Buenos Aires, Argentina